<%@LANGUAGE="VBSCRIPT"%> <% Dim RsVoceMenu Dim RsVoceMenu_numRows Set RsVoceMenu = Server.CreateObject("ADODB.Recordset") RsVoceMenu.ActiveConnection = MM_ConnSovestroDB_STRING RsVoceMenu.Source = "SELECT * FROM Menu WHERE id = 1" RsVoceMenu.CursorType = 0 RsVoceMenu.CursorLocation = 2 RsVoceMenu.LockType = 1 RsVoceMenu.Open() RsVoceMenu_numRows = 0 %> Alrededores San Gimignano Toscana Hotel San Gimignano y alrededores Siena Monteriggioni Colle Val d'Elsa Pienza HOTEL SOVESTRO

Chiama

AlrededoresSiena, Firenze, Montalcino, Montepulciano, Pienza...

Colle di Val d'Elsa

Ha sido valientemente el último municipio libre en la Toscana a caer bajo el control de Siena. Otra particularidad suya es que ha sido siempre más "industrializado" que los municipios cercanos, ya que la energía de las gore dell’Elsa, canales artificiales construidos en el siglo XIII que recogen las aguas del río Elsa y atraviesan el municipio, ha sido explotada desde los tiempos de los romanos.
Hoy día se ha desarrollado más la artesanía tradicional del cristal, por algo se le llama "Città del Cristallo" (ciudad del cristal). De hecho, en ella se pueden encontrar muchos talleres bonitos y curiosos y un museo dedicado a estas preciadas manufacturas. El antiguo castillo domina desde lo alto el tranquilo y floreciente pueblo.


Monteriggioni

El sumo poeta Dante se refiere a ella de esta manera: "...como en su recinto amurallado/Monteriggioni de torres se corona.”
Volviendo a la poesía de nuestros días, desde afuera, cabalgando por la nacional Siena-Florencia, se divisa su admirable recinto amurallado. Es una aldea medieval fortificada, que encierra en su interior un mundo de cristal, aislado en el tiempo.
No es raro econtrar a gente vestida con hábitos medievales, sobre todo en mayo, cuando el pueblo celebra una característica fiesta medieval en las calles que se ramifican desde el castillo. Naturalmente hay que degustar los productos de la zona y comprobar la excelente hospitalidad.


Pienza

El arquitecto que la proyectó durante los años del renacimiento quería que fuese la "ciudad ideal". Pienza es una pequeña joya... real. Debe su nombre al Papa Pio II, y en el centro de este pequeño y tranquilo pueblo se encuentra de hecho su palacio, junto a la catedral.
Detrás de la catedral, magníficamente visible paseando a lo largo de Santa Caterina o deteniéndose en el Casello, surge la Val d'Orcia (Valle de Orcia) con sus pueblos y más allá, el imponente monte Amiata. Reza una canción del lugar: "...distesa su dolce collina/ti fanno i cipressi corona/armigeri di una regina/dalla struggente beltà..." (... sobre una dulce colina tendida, / los cipreses te hacen de corona, / armígeros de una reina / de beldad conmovedora...)


Montepulciano

Entramos por la Porta di Gracciano en el centro histórico y nos adentramos cada vez más en el pueblo subiendo plácidamente por sus calles. Nos encontraremos, aquí y allá, con palacios, iglesias o simples rincones cargados de arte. Si el paseo nos ha dado un poco de sed, podemos pararnos a beber algo, pero en lugar de una simple bebida, mejor un buen vaso de Vino Nobile del lugar, de gran renombre en todo el mundo.
Llegaremos a Piazza Grande, donde lucen magníficos el Palazzo Pubblico y la catedral. Si nuestras piernas aguantan, podemos subir aún más arriba, a lo alto de la torre: un magnífico panorama deleitará nuestros ojos.


Montalcino

Localidad situada sobre una colina entre valles. Posicionada estratégicamente, fue en la antigüedad centro de muchos e importantes acontecimientos históricos. Su época de máximo esplendor fue en la Edad Media. La fortaleza, las murallas y las torres aquí presentes se deben de hecho a la finalidad defensiva que se le atribuía. Hoy conservan un encanto muy particular, de otros tiempos. ¡No olvidemos los productos del lugar...! El aceite y el vino: el Brunello, que es como la Ferrari para los amantes del automovilismo.


Siena

Tierra de fuertes rivalidades y competiciones. Cada año, la ciudad y sus contradas reviven con pasión encendida los torneos heredados de la Edad Media. Carreras desenfrenadas con antiguos carros. Plazas abarrotadas por la muchedumbre. Heroicos caballeros que combaten en justas donde los ánimos se desatan.
Por encima de todas, el Palio de Siena, negación del folclore consumista. Auténtica fiesta de pueblo. Una espectacular competición que se celebra cada 2 de julio y 16 de agosto sobre el anillo de losas de toba que circunda Piazza del Campo.


Florencia

Florencia ha sido por muchos años la cuna de la cultura y del arte. Aquí han nacido los mayores artistas del Renacimiento y de toda la historia de la humanidad.
El patrimonio artístico es infinito: los museos (Uffizi, Pitti, Bargello, el Arqueológico, el de Arte Moderna, el Opera, en la Catedral); las bibliotecas, las academias (de la Crusca, del Cimento, La Colombaria) y los jardines (Cascine, Boboli). Los monumentos religiosos, como la Catedral (Santa Maria del Fiore) , con el campanario de Giotto y la inmensa cúpula de Brunelleschi destacando sobre ella, que alberga la Piedad Bandini, de Michelangelo; el baptisterio, con las puertas de bronce de Ghiberti e de Andrea Pisano; Santa Maria Novella; Santa Croce, donde se encuentran las tumbas de los grandes: Machiavelli, Michelangelo, Galileo, Alfieri, Foscolo, Rossini; San Lorenzo, con la sacristía de Brunelleschi (la vieja) y de Michelangelo (la nueva).
La arquitectura se expresa en obras grandiosas, como el Palazzo Vecchio, la Loggia dell'Orcagna, el Spedale degli Innocenti (Hospital de los Inocentes, antiguo orfanato) realizado por Brunelleschi, el Palazzo Medici, la galería Pitti de pintura y el Ponte Vecchio, con su característica doble fila de talleres, a ambos lados del puente, que desde 1500 son exclusivos de los orfebres.


trivago il motore di ricerca hotel
Hotel con recensioni su HolidayCheck


2014award winner gold







Partner My Tuscan Experience

<% RsVoceMenu.Close() Set RsVoceMenu = Nothing %>